Saltar al contenido

Arrancador de batería de coche

Un arrancador de batería es, sin duda, un accesorio que como dueño de una moto o coche puede sacarte de un apuro inesperado. No es un elemento novedoso, pero el avance de la tecnología también le ha afectado y ha hecho que los denominados jump starters sean más económicos, accesibles y sencillos de usar.

¿Qué es un arrancador de baterías?

Para no entrar en demasiados tecnicismos vamos a definir el arrancador de baterías como un elemento diseñado para proporcionar en un corto período de tiempo una gran cantidad de energía.

Ventajas de utilizar un arrancador de baterías

Si hay que destacar una ventaja de contar con un accesorio de estas características en tu vehículo es que se puede utilizar sin la necesidad de contar con otro coche, por tanto, no dependes de nadie.

– No hay que pedir ayuda.

– No importa la disposición del automóvil.

– Puedes utilizarlo en cualquier sitio, por muy remoto que sea el lugar en el que te encuentres.

– Protege la sensible electrónica de los coches modernos.

– Evita daños colaterales en el vehículo auxiliar.

 Es muy seguro y sencillo de utilizar.

– Es muy versátil: puede utilizarse para recargar dispositivos móviles, arrancar el coche o incluso como linterna.

Características imprescindibles de un arrancador

Cada vez son más populares e imprescindibles en el coche cuando se tiene una emergencia, razón por la que existe una gran variedad de modelos y precios con diferentes funcionalidades.

Compatibilidad

A pesar de que todas las baterías son de 12 V no todos los arrancadores son compatibles. Por ello, es fundamental que te asegures de que va a funcionar en tu vehículo y evites sorpresas inesperadas.

La compatibilidad la podemos encontrar comparando el amperaje del arrancador y de la batería. Los de gama más baja pueden arrancar coches de gasolina de hasta 2.5 litros con una sola carga, aunque puede que no sirvan a coches diésel. Los de gama media suelen ser compatibles tanto con diésel de hasta 2.0 litros como con gasolina hasta 2.5 litros.

Precio

Un factor que no debería afectar a la hora de la compra. Puedes encontrar modelos de 30 euros o de 1500. Lo habitual es que puedas encontrar un buen cargador entre 30 y 150 euros.

Si optas por un arrancador de gama baja seguramente no pueda cubrir todas tus necesidades y si es de gama alta seguramente te ofrecerá funcionalidades que jamás utilizarás. Alrededor de 80 euros es un buen precio para cubrir tus necesidades o expectativas.

Seguridad

El dispositivo debe contar con las medidas de seguridad oportunas para que se pueda utilizar sin peligro alguno:

– Las pinzas deben estar fabricadas con material aislante para que pueda aguantar la carga en el momento del encendido.

– El equipo ha de estar diseñado para evitar problemas de voltaje, sobrecargas o cortocircuitos que puedan acabar en incendios o descargas no deseadas.

– Las polaridades deben estar bien señalizadas. Es fundamental conectarlas correctamente para evitar daños en el vehículo o en el propio dispositivo.

Portabilidad

También encontrarás muchas diferencias de tamaño. Ello depende de la capacidad del arrancador y de sus funcionalidades adicionales.

Si lleva un inflador será más voluminoso que si no lo lleva. Debes tener en cuenta la capacidad de tu vehículo y el uso que le vas a dar antes de optar por uno u otro, ya que hay algunos que puedes llevarlos en la guantera o incluso en el bolso.

Garantía

Varía con cada fabricante y oscila entre los 3 meses y los 3 años. Suele depender de la vida útil del dispositivo.

Sencillo

Que sea tan fácil de usar como de recargar una vez utilizado. Para mantener la vida de su batería es recomendable cargarlo como máximo cada cuatro meses, aunque no se haya utilizado.

Funcionalidades adicionales

– Lo que define a los arrancadores es su versatilidad, y para escoger el más adecuado debes tener en cuenta la compatibilidad con tu vehículo para después prestar atención a otras características.

– La posibilidad de recargar cualquier dispositivo móvil es cada día mas imprescindible debido a que vivimos en una sociedad que está permanentemente conectada a Internet. Esto, sin duda, es muy eficaz si te quedas sin batería y necesitas avisar a emergencias. La carga de estos dispositivos puede hacerse mediante puertos USB o con enchufes.

– Otra de las utilidades adicionales es la posibilidad de utilizarlo como linterna, ya que cuenta con una luz LED que consume poca carga y te permite que esté encendida durante mucho tiempo sin que debas preocuparte. Es importante si acampas al aire libre o si te quedas sin batería en el coche por la noche o en condiciones de poca luz. Puede utilizarse también como señal de emergencia si necesitas mostrar tu ubicación para un rescate.

– Puede utilizarse como inflador de neumáticos en caso de que haya una pérdida de presión hasta que puedas llegar a una estación de servicio para cambiar el neumático con seguridad.

Los arrancadores de baterías pueden ser una herramienta muy práctica durante una emergencia o a diario. Escoge el que mejor se adapte a tus necesidades y llévalo siempre contigo.